miércoles, 12 de noviembre de 2014

¿CUÁL ES MI ESTILO DE APRENDIZAJE?



Neil Flemin en colaboración con Collen Mills en 1992, desarrollaron un instrumento sencillo para determinar las preferencias de modalidad sensorial a la hora de procesar información. Más que ser una herramienta de diagnóstico, se pretendía que el instrumento sirviera como un catalizador para la reflexión: a partir de los comentarios como "¡Aaahh!, ahora entiendo porque aprendo más rápido y mejor cuando estoy en ciertas situaciones...". 
A este intrumento lo llamaron VARK (del inglés: Visual, Auditivo, Lectura/Escritura y Quinestésico). 
 
De acuerdo a resultados de estudios realizados en algunos paises con el empleo de VARK, hubo un aprovechamiento notorio en los estudiantes debido a que los profesores detectaron las preferencias de enseñanza de acuerdo a los estilos de aprendizajes de los alumnos.

La vista, el oído y el movimiento marcan nuestros primeros aprendizajes y una vez aquirida la habilidad lecto-escritora, este punto se convierte en otro pilar de adquisición y filtro de la información. 
(Lozano, 2004).


El modelo VARK retoma estas formas de apropiación y genera una respuesta ante las necesidades de quienes viven el proceso educativo, y a lo largo del trabajo en el tema descubrirán la forma de llevarlo al aula para fomentar el aprendizaje.